Páginas

lunes, 24 de septiembre de 2012

Un molusco prehistórico reconstruido con impresoras 3-D.

Un molusco ovalado de unos 2,5 centímetros de largo que vivió en el océano hace 390 millones años ha vuelto a la vida con la ayuda de impresoras 3-D.

El Protobalanus spinicoronatus sólo era conocido por unos pocos especímenes raros e incompletos, lo que hacía que las reconstrucciones del animal fueran imprecisas. Según, Jacob Vinther, paleontólogo de la Universidad de Texas, en la reconstrucción original se parecía a un gusano largo, con 17 placas en su espalda.

El último modelo del P. spinicoronatus se basa en un fósil más completo descubierto en 2001 en el norte de Ohio. El equipo hizo un modelo tridimensional del fósil, utilizando una tecnología similar a la tomografía médica y después reconstruyó digitalmente los fragmentos rotos del fósil. La reconstrucción reveló que las placas entrelazadas que formaban la armadura se organizaron en realidad en dos filas paralelas, en lugar de en una larga fila.

A continuación, el equipo utilizó la copia restaurada digitalmente del fósil para crear un modelo físico utilizando una impresora 3-D. En lugar de crear una versión de tamaño natural del animal, lo hicieron más grande para que los investigadores se pudieran hacer una mejor idea de cómo era la morfología de la criatura.
 

La reconstrucción se detalla en la edición del 18 de septiembre de Journal of Paleontology.

National Geographic